La iluminación es un detalle muy importante en cualquier espacio pero no sólo sirve para que tengamos las condiciones adecuadas para poder ver en el día a día, sino que también ayuda a enfatizar y potenciar otros aspectos del diseño y del espacio.

La luz tiene la capacidad de dar sensación de calidez y bienestar a un espacio, de acentuar zonas y objetos concretos, aportar carácter y expresividad, atenuar y variar colores, texturas y volúmenes. En definitiva de producir emociones muy distintas.

Por eso importa mucho atender bien a esta característica si vas a comprar un ventilador de techo con luz. Como verás existen diversas posibilidades entre las que hay que elegir la más adecuada.

Precisamente  por eso hemos detallado en este artículo todas las cuestiones que afectan a la iluminación en ventiladores de techo con luz. Queremos ayudarte a comprender mejor todas las características y prestaciones que un ventilador de techo puede ofrecer en lo que a iluminación se refiere.

Estos son los puntos de los que vamos a hablar en este artículo:

1.Tipos de iluminación

2.Tipos de fuentes de luz

3.Temperatura de color K

4.Iluminación regulable

1.Tipos de iluminación

Existen diferentes tipos de iluminación en un espacio atendiendo al papel que tiene esta en el mismo. Estos tipos de iluminación son complementarios, por lo que no es necesario elegir una tipología para cada espacio, sino más bien tener en cuenta como ese espacio se transforma a lo largo del día y que usos tiene.

De esta manera, existe la iluminación general, la puntual, iluminación de ambiente y la decorativa.

Pero qué función tienen estos tipos de iluminación?

Iluminación general

Es un tipo de iluminación de carácter funcional. Sería como decir que es la iluminación para poder ver y que ilumina todo el espacio. Suele conseguirse mediante lámparas de techo, plafones o apliques, en general repartidos de forma homogénea, utilizando una o varias fuentes de luz según las dimensiones del espacio.

Es en esta tipología donde situaríamos a la mayoría de ventiladores de techo con luz o lámparas con ventilador, aunque como veremos más adelante en este artículo, existen ventiladores que ya incluyen otras opciones.

Iluminación puntual

Es un tipo de iluminación más intensa, que tiene como objetivo iluminar una determinada actividad. Complementaria a la general y más bien dirigida a un lugar concreto de la estancia y su actividad.

Es el  tipo de iluminación  que se consigue habitualmente con lámparas de pie o sobremesa, en zonas para leer o escribir, lámparas suspendidas o de techo para la mesa del comedor, el cuidado personal como el maquillaje o el afeitado, el trabajo….etc. en definitiva una luz que permita ver con más detalle.

Iluminación de ambiente o indirecta

Es un tipo de iluminación que se utiliza exclusivamente para crear ambiente y que ofrece una luz insuficiente para iluminar una actividad concreta, pero suficiente para poder ver y a su vez disfrutar de un ambiente relajado.

Este tipo de iluminación puede conseguirse mediante lámparas de pie o de mesa, apliques de pared, etc. que emitan una luz difusa o en sentido ascendente, por eso se le denomina también iluminación indirecta.

Existen algunos ventiladores que ya incluyen iluminación directa e indirecta en un mismo aparato para poder disfrutar de diferentes opciones.

Ejemplos de ello son el ventilador de techo con luz DISC de Faro, que ofrece una iluminación directa e indirecta a la vez imitando la elegancia de una lámpara de diseño, o el ventilador de techo con luz MAESTRO, una de las últimas novedades de Mimax que cuenta con dos versiones de iluminación independientes con diferentes intensidades que pueden combinarse a la vez.

Iluminación de acento o decorativa

Este tipo de iluminación se utiliza  específicamente para resaltar en concreto algún detalle arquitectónico, o algún objeto, como sería el caso de una escultura o una pintura.

2.Tipos de fuentes de luz

El tipo de fuente de luz, se refiere a lo que comúnmente llamamos bombilla aunque su nombre técnico es lámpara. Existen ventiladores de techo que ya traen integrada la iluminación, en ese caso suele ser LED, sin embargo en otros casos te permiten elegir el tipo de iluminación que deseas utilizar, siempre que te adaptes al casquillo que el ventilador de techo utilice.

Estos son los tipos de lámparas que suelen utilizar los ventiladores de techo:

  • Incandescentes: Es el tipo de bombilla utilizado tradicionalmente, ofrece una luz cálida y no se puede elegir la temperatura de color, sólo su intensidad. Además alcanza altas temperaturas. Esta tipología está en extinción debido a su alto consumo, la contaminación que producen y su corta vida útil.
  • Fluorescente compacta: Ofrecen mayor vida útil que las incandescentes por lo que son más eficaces. (vida útil de entre 5.000-15.000 horas) sin embargo tienen un coste elevado y también contaminan.
  • Halógenas: Es similar al tipo de luz incandescente pero tienen una larga vida útil, pero conllevan un alto consumo y la gestión residual es más complicada.
  • LED: Son las que consumen menos debido a que necesitan una menor potencia para producir una misma cantidad de luz que otras opciones y tienen una mayor vida útil. Además se calientan menos, son sin duda la opción que más éxito tiene actualmente.

3. Temperatura de color (K)

La temperatura de color es lo que mide la tonalidad o color de la luz emitida. Cuando decimos que la iluminación es más fría o más cálida o si es amarilla o blanca, estamos hablando de temperatura de color. Esta se mide en grados kelvin y por eso muchas veces veremos que nos hablan de diferentes números K.

De esta característica depende mucho el carácter que adquiera el espacio que vamos a iluminar, ya que dependiendo de esto las sensaciones son muy distintas.

Como elegir las tonalidades según el uso que se le vaya a dar?

Luz cálida: Es la iluminación que tiene una tonalidad entre amarillenta y anaranjada. Su temperatura de color está por debajo de los 3300K. Es una luz que produce sensación de relax, confort e intimidad y es adecuada para estancias como el dormitorio o el salón si se utiliza para un tipo de iluminación indirecta o decorativa.

Luz día o neutra: Sería una iluminación con un tono más cercano al blanco pero que aún es ligeramente amarillento según su número K. Este sería un rango lumínico que estaría entre los 3300K y los 5000K. Es una luz muy adecuada para ambientes como los baños, la cocina o el recibidor, donde queremos enfatizar una mayor sensación de limpieza y para un tipo de iluminación general o puntual.

Luz fría:  Es una luz más blanca que las anteriores, se encuentra entre los 5000 a los 6500K. Al ser tan blanca a veces llega a dar sensación de ser ligeramente azulada. Es propicia para ambientes de trabajo, ya que es estimulante y nos mantiene despiertos.

4. Iluminación regulable o dimable

A la iluminación regulable se le llama también técnicamente dimable,  al ser una modalidad flexible, es una opción sin duda ideal. Nos ofrece la oportunidad de controlar mediante reguladores de luz el tipo de iluminación más o menos intensa, dándole al espacio un carácter más vital o más relajado.

Este tipo de regulación también es posible para controlar la temperatura de color, por eso es importante tener claro de qué tipo de regulación estamos hablando en cada caso.

Algunos ejemplos de ventiladores de techo que ofrecen regulación de la temperatura de color son por ejemplo el ventilador de techo con luz LEYTE de Faro.

Conclusión

En general estas son las características más importantes a tener en cuenta a la hora de elegir el tipo de iluminación más adecuada. Esperamos que te sirva para poder elegir mejor y tener más claro que es lo más adecuado para ti, pero no olvides que es un aspecto fundamental a la hora de crear ambiente que afectará y mucho al espacio.